Como Perder Peso Y Tener Un Cuerpo Sano

Cuál es la mejor forma de comer?

¿Qué debes de hacer para tener un cuerpo sano, delgado, con el que te sientas a gusto?

En un nuevo estudio médico científico se halla la clave a este par de preguntas.

Según los resultados del estudio, las personas que evitan comer carbohidratos y comen más grasa, incluso grasa saturada, perdieron más grasa corporal y tuvieron menos riesgos cardiovasculares que las personas que siguen la dieta baja en grasa que las autoridades de salud han favorecido durante décadas.

“Comer alimentos bajos en grasa” no sólo no funciona, sino que produce más riesgos para tu salud… — Sabel Todd

stos resultados en realidad no son algo nuevo. Existe un debate largo y a menudo apasionado sobre qué alimentos son los mejores para para bajar de peso y mejorar la salud en general. La noción de que la grasa de la dieta es perjudicial, especialmente la grasa saturada, surgió hace décadas a partir de comparaciones de las tasas de enfermedad entre grandes poblaciones nacionales.

Pero los estudios clínicos más recientes en los que, a lo largo de períodos de tiempo los individuos y sus dietas fueron evaluadas, han producido un cuadro más complejo. Algunos estudios han proporcionado una fuerte evidencia de que las personas pueden reducir considerablemente su riesgo de enfermedades del corazón comiendo menos carbohidratos y aumentando la cantidad de grasa en la dieta, con la excepción de las grasas trans.

El nuevo estudio fue financiado por los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos y publicado en la revista Annals of Internal Medicine. Se incluyó un grupo racialmente diverso de 150 hombres y mujeres.  Fueron asignados a seguir dietas por un año. Las dietas en cuestión limitaron la cantidad de carbohidratos o de grasa que podían comer, pero no las calorías totales.

“A mi entender, este es uno de los primeros ensayos a largo plazo en que estas dietas sin restricciones de calorías se han puesto a prueba” — Dr. Dariush Mozaffarian

“A mi entender, este es uno de los primeros ensayos a largo plazo en que estas dietas sin restricciones de calorías se han puesto a prueba”, dijo el Dr. Dariush Mozaffarian, decano de la Escuela Friedman de Nutrición y Ciencias Políticas en la Universidad Tufts, que no participó en el nuevo estudio. “Esto demuestra que en un entorno de vida libre, cortar los carbohidratos ayuda a perder peso sin centrarse en las calorías consumidas. Y esto es realmente importante, ya que la persona típica puede cambiar lo que come con más facilidad que tratar de reducir sus calorías totales”.

La Dieta del Doctor Atkins

Última actualización: noviembre 7, 2018 10:17 am

as dietas bajas en carbohidratos y altas en grasa y proteína se han utilizado comúnmente para la pérdida de peso desde que el Dr. Robert Atkins popularizó el enfoque en la década de 1970. Entre las críticas que a lo largo de muchos años ha recibido, es que estas dietas hacen que las personas tiendan a bajar de peso al perder agua en lugar de grasa corporal, y que el colesterol y otros factores de riesgo de enfermedades de corazón suben porque quienes hacen ésta dieta invariablemente aumentan su ingesta de grasas saturadas por comer más carne y productos lácteos.

La dieta Atkins es el villano preferido de la mayoría de los nutriólogos

Muchos nutriólogos y las autoridades sanitarias han “asesorado activamente en contra de” las dietas bajas en hidratos de carbono, dijo el autor principal del nuevo estudio, la Dra. Lydia A. Bazzano de la Escuela de Salud Pública y Medicina Tropical de la Universidad de Tulane. “Se ha pensado que al aumentar la ingesta de grasa saturada, y el colesterol en la sangre va a subir”, dijo. “Y entonces la salud empeorará”.

Pero el nuevo estudio mostró que no es el caso.

Hacia el final del estudio de un año de duración, las personas en el grupo bajo en carbohidratos habían perdido unos ocho kilos más en promedio que aquellos en el grupo bajo en grasa. Tuvieron significativamente mayores reducciones en su grasa corporal que el grupo bajo en grasa, y también tuvieron mejoras en la masa muscular magra, a pesar de que ninguno de los dos grupos hizo cambios en sus niveles de actividad física.

Es decir, mientras que el grupo bajo en grasa perdió menos peso, una mayor parte fue de músculo, lo cual no sólo es menos estético, sino que a la larga hace bajar el ritmo metabólico.

 

 

“La cantidad de masa magra en comparación con la masa de grasa es mucho más importante que el peso total” — Dr. Mozaffarian

“Ellos en realidad perdieron masa muscular magra, lo que es una cosa mala,” dijo el Dr. Mozaffarian. “La cantidad de masa magra en comparación con la masa de grasa es mucho más importante que el peso total. Y eso es un hallazgo muy importante que muestra por qué la baja en carbohidratos y la alta en grasa hizo mejorar metabólicamente al grupo que redujo sus carbohidratos”.

El grupo de alto contenido de grasa siguió, en realidad, algo similar a una dieta modificada de Atkins. Se les dijo que debían de comer sobre todo proteínas y grasas, y que escogieran alimentos con grasas insaturadas, sobre todo, como pescado, aceite de oliva y frutos secos (nueces, almendras). Y se les permitió comer alimentos altos en grasas saturadas, así, como queso y carne roja.

¿Cuántas calorías debemos consumir al día?¿Cuántas calorías debemos consumir al día?La dieta de un día típico no era para nada difícil: Podría consistir en huevos para el desayuno, ensalada de atún para el almuerzo, y algún tipo de proteínas para la cena, como carne roja, pollo, pescado, carne de cerdo o queso de soya, todo acompañado de verduras. Se animó a los participantes del grupo bajo en carbohidratos a cocinar con aceites de oliva y canola, pero la mantequilla también se les permitió.

No hay que perder de vista que su dieta consistió en un poco más del 13 por ciento de sus calorías diarias de grasa saturada, más del doble del límite del 5 al 6 por ciento recomendado por la American Heart Association. La mayor parte de su consumo de grasa, sin embargo, eran las grasas no saturadas.

El grupo bajo en grasa incluyó más granos, cereales y almidones en su dieta. Redujeron su ingesta total de grasas a menos del 30 por ciento de sus calorías diarias, lo cual está en línea con las directrices dietéticas que el gobierno federal de los Estados Unidos recomienda a través de la pirámide alimenticia de la FDA.

Se alentó a los dos grupos a comer verduras, y al grupo bajo en carbohidratos se le dijo que comer un poco de frijoles y frutas frescas también estaba bien.

Al final, las personas en el grupo bajo en carbohidratos vieron desplomarse sus marcadores de inflamación y triglicéridos. Los triglicéridos son un tipo de grasa que circula en la sangre. Su HDL, el llamado colesterol bueno, aumentó más de lo que lo hizo en la gente en el grupo bajo en grasa.

La presión arterial, el colesterol total y LDL, el llamado colesterol malo, se quedó en los mismos niveles para las personas en cada grupo.

Sin embargo, los de la dieta baja en carbohidratos, lo hicieron tan bien, que bajaron sus calificaciones de riesgo de Framingham, que calculan la probabilidad de un ataque al corazón en los próximos 10 años. En cambio, el grupo bajo en grasa, en promedio, no tuvo ninguna mejora en sus calificaciones Framingham.

 

“La disminución de esta calificación de riesgo, debida a una dieta baja en carbohidratos debería traducirse en un beneficio sustancial — Dr. Allan Sniderman, profesor de cardiología de la Universidad de McGill en Montreal, Canadá

na importante factor para predecir la enfermedad cardíaca que el estudio no evaluó, dice el Dr. Sniderman fue el análisis del tamaño relativo y el número de partículas de LDL (colesterol malo) en el torrente sanguíneo. Dos personas pueden tener la misma concentración total de LDL, pero muy diferentes niveles de riesgo en función de si tienen una gran cantidad de partículas de LDL densas pequeñas o un pequeño número de partículas grandes y suaves.

Comer carbohidratos refinados tiende a elevar el número total de partículas de LDL y desplazar su tamaño hacia la variedad densa pequeña, lo que contribuye a la aterosclerosis. En cambio, la grasa saturada tiende a hacer que las partículas de LDL sean más grandes, mismas que son menos propensas a obstruir las arterias, por lo menos cuando la ingesta de hidratos de carbono no es alta, dijo el doctor Ronald M. Krauss, quien es ex-presidente del Comité de Directrices de la Dieta de la American Heart Association.

El LDL pequeño y denso es el tipo que normalmente se encuentra en los pacientes del corazón y en las personas que tienen niveles altos de triglicéridos, obesidad central y otros aspectos del llamado síndrome metabólico, dijo el Dr. Krauss, quien también es el director de investigación de la aterosclerosis en el Hospital de Niños de Oakland.

 

 

“He sido un firme defensor de poner la grasa saturada en la lista de prioridades en las recomendaciones dietéticas por una razón: debido a la creciente importancia del síndrome metabólico y el papel que juegan los carbohidratos” –Dr. Krauss.

El Dr. Mozaffarian dijo que la investigación sugiere que las autoridades sanitarias deben cambiar el rumbo actual y alejarse de las restricciones de grasa y animar a la gente a comer menos alimentos procesados, particularmente aquellos que contienen hidratos de carbono refinados.

La influencia de la pirámide alimenticia promovida por la FDA se puede ver, por ejemplo, en los programas de almuerzo escolar, por lo que muchas escuelas prohíben la leche entera, pero sirven a sus estudiantes leche con chocolate sin grasa cargada de azúcar, dice el doctor Mozaffarian.

Después de haber leído este artículo, tú ya estás en posición de brindarte a ti y a tu familia una mejor alternativa a toda la información sobre dietas que circula por internet y en los medios masivos de comunicación. Si observas a un nutriólogo que aparece en un programa matutino de televisión diciendo que “debes de comer frutas y verduras y alimentos light y evitar consumir alimentos altos en grasa”, entonces de seguro no sabe lo que dice y sólo repite su “consejo” sin estar consciente de los estudios científicos que nos dicen exactamente lo contrario.

 

Add Comment